¿QUE HA HECHO ROMA POR TI?

Como recordarán, sin duda, un puñado de bilbainos de mi quinta, lustro arriba o lustro abajo, Don Fermín Juarrero, aquél excelente profesor de lengua del Colegio de los Escolapios, advertía contra el abuso de los adverbios terminados en mente, pues demostraban “precisamente” la falta de tal de quien los usaba con excesiva profusión.
No he podido evitar el recuerdo de aquellos consejos al leer el artículo que hoy dedica Ignacio Marco Gardoqui al Lehendakari en las páginas de El Correo.

Asi, para el autor, el Lehendakari ha metido la pata “evidentemente” al margen de que su propuesta sea posible “legalmente” aunque ¡Magia-potagia! Sea también imposible “irremediablemente”; “dudosamente” conveniente y “absolutamente” inoportuna. ¡Casi ná!

¿Y en qué consiste una tamaña barbaridad, tan “adverbiadamente” catalogada? Pues, en pocas palabras, en declarar, desde la legitimidad y la legalidad del ejercicio del poder ejecutivo, que en Euskadi se produce la extraordinaria paradoja de que el Gobierno, responsable de la prestación de las políticas públicas, no dispone para atender como es debido las demandas sociales ni de la herramienta monetaria, por tratarse de un Gobierno regional y porque ni siquiera los Gobiernos nacionales de la ”Zona Euro” pueden hacerlo, ni de la posibilidad de apelar al endeudamiento público, debido a las directrices restrictivas impuestas por la ortodoxia económica dominante y ni siquiera de la de modular los ingresos fiscales por la simple y sencilla razón de que, en Euskadi, tenemos que sujetarnos a la ”Foralidad”. Anacronismo constitucionalizado y principio político ineficiente a ojos vista, pero que se compensa, más que bien, con el resultado neto del Concierto Económico, o de la fórmula de cálculo del Cupo para ser más exactos, privilegio post-foral que ha permitido desde la Transición la sobrefinanciación pública de Euskadi y con ella la proliferación administrativa que todos conocemos.
Bien es cierto que, hasta estos últimos años, la unanimidad nacionalista permitía que, por encima de los intereses de unas u otras instituciones, sobrevolara el poder áulico de Sabin Etxea y que, por lo tanto, la sangre no llegara nunca al río en materia de discrepancias recaudatorias.
Sin embargo, las cosas han cambiado. En toda Europa se ha instaurado una crisis económica gravísima y en Ajuria Enea, habita un Lehendakari socialista, algo que puede resultar a los ojos de algunos, más catastrófico que lo primero. ¡Al gobierno, ni agua! parece ser la consigna.
Pues no, señor Marco Gardoqui. No es cuestión de “autoridad moral”. Como diría Weber: “allá cada uno con su moral”, conformémonos con la coherencia política.
Si las políticas públicas de un gobierno legítimo no se pueden financiar con cargo a los propios contribuyentes… ¿Cómo se financiarán?… ¿Cómo se harán? Y si el Gobierno no hace lo que debe… ¿No se lo reclamarán los ciudadanos con mucha razón? ¡Los Ciudadanos!, Sr. Gardoqui, no sólo los “contribuyentes”, pues con su trabajo, remunerado o no; con su paro, su pensión o sus simples esperanzas, aquí contribuimos todos y por todos ha de velar la Administración Pública.
Una estructura institucional cualquiera, pongamos la fiscal, no tiene otro sentido que el de producir los bienes públicos para los que fue diseñada. La estructura fiscal, sea o no sea foral, debe “imperiosamente” garantizar la suficiencia de recursos del Gobierno Vasco.
Si se tiene algo que decir respecto de la gestión del Gobierno Vasco, si a alguien pudiera parecerle errónea o derrochadora, hará bien en criticarla paladinamente, con argumentos y razones.
Ahogar financieramente al Gobierno vasco por puro sectarismo partidista o por defender los intereses de los más ricos constituye una enorme irresponsabilidad. Al fin y al cabo, como decían los conspiradores en la Vida de Brian…Además de Osakidetza, la Educación, la Ertzaintza, la Investigación… ¿Qué hace el Gobierno por nosotros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: